Noticias

08/09/2020

Señalización y señalética, seguridad y orientación en mina

En la minería existen conceptos que van ligados, sin embargo estos nos  significan lo mismo, por lo que es relevante conocer sus diferencias. En este caso, hablaremos sobre señalización y señalética. 

En el caso de la señalética, se utiliza técnicas de comunicación para desarrollar señales, las cuales tienen por objetivo proporcionar una información clara, directa y precisa en gran variedad de ámbitos como seguridad laboral, industrial, prevención de riesgos, entre otros. Es decir, es el conjunto de todas las señales que se utilizan para transmitir un mensaje determinado que sea entendible por todos los usuarios.

Señalización por su parte, es el conjunto de señales, signos e iconos, utilizados en un espacio público que están destinados a la regulación de los flujos de gente o de vehículos. Entonces, la señalización es el resultado de utilizar la señalética para crear y comunicar un mensaje con ayuda visual.

En minería,  al igual que en otras actividades, la seguridad de los ambientes de trabajo, tanto en los ambientes administrativos, entre otros, empieza con la prevención. Por ello, para prevenir, reglamentar, informar y ordenar se debe notificar a los usuarios acerca de sus condiciones de trabajo, o de su desplazamiento en el ambiente en que ejercen sus labores.

Los elementos que conducen el accionar de las personas son las señales o componentes gráficos. Estos dispositivos, que deben ser entendidos fácilmente, son llamativos, precisos y deben transmitir a los usuarios mensajes eficientes a través de una disposición determinada y colores normados para cada mensaje específico.

Una forma de facilitar la discriminación de las señales es a través de los colores, aspecto que podemos cuidar siguiendo lo establecido en la Norma Técnica Peruana (NTP 399.010 -2015) que diferencia las señales de seguridad en 7 grandes grupos: Prohibición, obligación, advertencia, evacuación, emergencia, lucha contra incendios e información general. 

Cada uno de estos grupos tiene asignado colores, formas y dimensiones que permiten su rápida diferenciación. Adicionalmente la norma establece tipos de señales según su comportamiento con la luz: convencionales, fotoluminiscentes y retroreflactantes, permitiendo su fácil visualización en distintas condiciones de luz. 

Es importante considerar que las señales por sí solas no estimulan la conducta del trabajador, se requiere de un proceso previo de capacitación que trasmita el significado de cada tipo de señal, que a su vez sea complementada con retroalimentaciones permanentes que hagan referencia al cumplimiento de las mismas en los lugares donde se encuentren ubicadas; caso contrario existe la posibilidad que se mimeticen con el tiempo.